viernes, 28 de mayo de 2010

En conmemoración del Día de las Madres Nicaragüenses, este 30 de mayo







“Tus brazos siempre se abrían cuando quería un abrazo. Tu corazón comprendía cuando necesitaba una amiga. Tus ojos tiernos se endurecían cuando me hacía falta una lección. Tu fuerza y tu amor me guiaron, y me dieron alas para volar, feliz día mamá”. El Día de la Madre es una festividad que conmemora a las madres. Se celebra en diferentes fechas del año según el país. El moderno Día de la Madre fue creado por Julia Ward Howe, en 1870, originalmente como un día de madres por la paz, que luego devino en un día para cada familia en honor a su madre y se ha convertido en una fiesta en muchos lugares del mundo.

Según lo registra la historia, la estadounidense Ana Jarvis de Philadelphia, luego de la muerte de su madre en 1905, decide escribirle a religiosos, políticos, abogados y otras personalidades de su época para que la apoyen en su proyecto de celebrar el "Día de la Madre" en el aniversario de la muerte de su madre, el 2do domingo de mayo.

Tuvo muchas respuestas, y en 1910 ya se celebraba en casi todos los estados de Norte América. Viendo la joven Jarvis la gran acogida a su iniciativa, logró que el Congreso de los Estados Unidos presentara un proyecto de ley a favor de la celebración del "Día de la madre", en todo el País. En 1914, luego de deliberar y aprobar el proyecto, el Presidente Woodrow Wilson firmó la petición que proclamaba el "Día de la madre" como día de fiesta nacional, festejado el segundo domingo del mes de mayo.
Las primeras celebraciones del Día de la Madre se retrotraen a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.

“Eres la única persona del mundo que siempre está, de forma incondicional. Si te rechazo, me perdonas. Si me equivoco, me acoges. Si los demás no pueden conmigo, me abres una puerta. Si estoy feliz, celebras conmigo. Si estoy triste, no sonríes hasta que me hagas reír. Eres mi amiga incondicional. Gracias”.

La Encyclopædia Britannica dice: "Una fiesta derivada de la costumbre de adorar a la madre en la antigua Grecia. La adoración formal a la madre, con ceremonias a Cibeles, o Rea, la Gran Madre de los Dioses, se ejecutaba en los idus de marzo por toda Asia Menor" (1959, tomo 15, pág. 849).


Igualmente los romanos llamaron a esta celebración La Hilaria cuando la adquirieron de los griegos y se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se hacían ofrendas. “Una madre es capaz de dar todo sin recibir nada. De querer con todo su corazón sin esperar nada a cambio. De invertir todo en un proyecto sin medir la rentabilidad que le aporte su inversión. Una madre sigue teniendo confianza en sus hijos cuando todos los demás lo han perdido. Gracias por ser mi madre”.

Los primeros cristianos transformaron estas celebraciones en honor a la Virgen María, la madre de Jesús.

En el santoral católico el 8 de diciembre se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción, fecha que se mantiene en la celebración del Día de la Madre en algunos países como Panamá.
En Inglaterra hacia el siglo XVII, tenía lugar un acontecimiento similar, también a la Virgen, que se denominaba Domingo de las Madres. Los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras.

En Nicaragua se celebra el Día de la Madre desde el año 1940. Según el Decreto No. 430 del 24 de mayo de 1980, publicado en La Gaceta, Diario Oficial No. 128 del 7 de junio de 1980, se estableció que el Día de la Madre se celebraría el 30 de mayo de cada año, por lo cual orientaba que durante todo el mes de mayo se efectuarán a nivel nacional actos en su honor, obligatoriamente en todos los Centro Escolares.

En este día tan especial no es necesario ningún regalo de gran valor, este concepto fue implantado por el comercio. Es suficiente ofrecer algo simbólico: una flor del jardín, una postal, un poema...o un simple abrazo afectuoso, unas palabras de ternura, de reconocimiento...un simple gesto para que se sienta querida, aquella mujer que nos dio y nos da la vida.

ACUGRA LES DESEA FELIZ DIA A TODAS LAS MADRECITAS NICARAGUENSES

Madre Mía Madre, madre,
tu me besas,
pero yo te beso mas.
Como el agua en los cristales,

caen mis besos en tu faz...

Te he besado tanto,
tanto
que de mí cubierta estás
y el enjambre de mis besos
no te deja ni mirar...
Si la abeja se entra al lirio,
no se siente su aletear:
Cuando tú, a tu hijito escondes no se le oye el respirar...
Yo te miro, yo te miro
sin cansarme de mirar,
y que lindo niño veo
a tus ojos asomar...
el estanque copia todo
lo que tu mirando estás;
Pero tú en los ojos copias a tu niño y nada más.
Los ojitos que me diste
yo los tengo
que gastar
en seguirte por los valles,
por el cielo y por el mar...


~Gabriela Mistral~

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada