jueves, 2 de febrero de 2012

EN CONMEMORACION DEL DIA MUNDIAL DE LOS HUMEDALES



La Convención de los humedales más conocida como Convención Ramsar, este organismo internacional ha contribuido a la designación de 1.880 humedales de importancia mundial, también llamados Sitios Ramsar –que actualmente protegen un área total de 184.969.024 hectáreas.
El tema de este año es “Humedales y turismo” y está relacionado con el tema de la próxima reunión de la Conferencia de las Partes, COP11, Humedales turismo y recreación que se llevará a cabo en Rumanía el próximo mes de julio. .



La filosofía de Ramsar gira en torno al concepto de “uso racional”. El uso racional de los humedales se define como "el mantenimiento de sus características ecológicas, logrado mediante la implementación de enfoques por ecosistemas, dentro del contexto del desarrollo sostenible". Por consiguiente, la conservación de los humedales, así como su uso sostenible y el de sus recursos, se hallan en el centro del "uso racional" en beneficio de la humanidad.


Miles de personas realizan actividades para el 2 de Febrero, Día Mundial de los Humedales (DMH), desde que se adoptó esta fecha. Todos los años organizaciones no gubernamentales, grupos de ciudadanos y organismos oficiales aprovechan este día para aumentar la sensibilización del público acerca de los beneficios que brindan los humedales y sobre el trabajo de la Convención de Ramsar.


“Los humedales son valorados como fuentes de agua, recarga de acuíferos, criaderos naturales de peces y reservorios únicos de diversidad biológica y cultural, entre otras irremplazables funciones; ahora necesitan ser reconocidos como aliados indispensables en la mitigación de los impactos negativos del cambio climático sobre los ecosistemas naturales, las cuencas hídricas y los asentamientos humanos en todo el planeta”.
Eventos meteorológicos inesperados, como lluvias torrenciales focalizadas en una región, y muy difíciles de predecir, podrían ser mejor sobrellevados y tener menores costos sociales, ambientales y en cuanto a vidas humanas, en cuencas que cuenten con humedales íntegros y bien conservados, capaces de mitigar las grandes escorrentías asociadas a este tipo de sucesos de los cuales se cuenta ya con varios ejemplos a nivel regional y mundial.

El tema del Día Mundial de los Humedales 2010 está relacionado con los humedales, la biodiversidad y el cambio climático. El programa de comunicación y educación de la Convención Ramsar explicó: hemos propuesto el lema Cuidar nuestros humedales, una respuesta al cambio climático.
La cumbre sobre cambio climático realizada en Copenhague congregó a miles de personas de todo el mundo; el año 2010 es el Año Internacional de la Biodiversidad, con lo que la biodiversidad y el cambio climático estarán definitivamente presentes en los titulares del año. De ahí el origen del lema de este año, ya que hay mucho que decir a nivel mundial y nacional acerca de las especies y los ecosistemas de humedales que enfrentan continuas amenazas debido a prácticas humanas no sostenibles, probables impactos del cambio climático en los ecosistemas de humedales y, sobre todo, el papel que desempeñan los humedales en la mitigación del cambio climático y en la adaptación a él.
En el artículo 1.1 de la Convención Ramsar , se define a los humedales como Extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean estas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda los 6 metros.


Los humedales se encuentran entre los sistemas más productivos del planeta y brindan importantes beneficios económicos y sociales esenciales para la humanidad, teniendo las siguientes funciones:


1.-Mitigar las inundaciones y regular sequías.
La gran diversidad biológica que habita en los humedales debe desarrollar adaptaciones para sobrevivir a cambios que pueden llegar a ser extremos, tales como inundaciones y sequías. Los humedales contienen el exceso de agua provocado por la crecida de ríos y períodos de abundantes lluvias evitando que zonas cercanas sufran inundaciones, actuando como grandes esponjas naturales. Las características del suelo y la vegetación permiten mantener agua que podrá ser administrada en épocas de pocas lluvias.


2.-Recarga de acuíferos.
Esto ocurre cuando el agua acumulada en el humedal desciende hasta las napas subterráneas abasteciendo así de agua dulce, que podrá ser utilizada para fines domésticos, agrícolas e industriales. La obtención de agua dulce se evidencia como uno de los problemas ambientales más importantes de los próximos años.


3.-Retención de contaminantes y sedimentos.
Las características del suelo y su vegetación permiten la retención de contaminantes (metales pesados, tóxicos) y sedimentos. Entonces un humedal estaría actuando como una económica planta potabilizadora de agua. Mejorando así la calidad de las aguas. A nivel mundial se los conoce como “los riñones del planeta” así como a los bosques como “los pulmones del planeta”.


Funcionan como los “riñones de la tierra” dada la función que desempeñan, dentro de los ciclos químicos e hidrológicos, como receptores y degradadores de desperdicios de origen natural o derivados de la actividad humana, limpiando las aguas contaminadas.
4.-Establecer microclima.
Los humedales contribuyen al establecimiento de microclimas regulando la temperatura. La evaporación y la transpiración de la vegetación mantienen los niveles locales de humedad y precipitaciones.
5.-Reducir la erosión costera.
El humedal es un ecosistema que se encuentra entre el ecosistema terrestre y el acuático, por lo tanto al no haber contacto directo de las aguas con el ecosistema terrestre la erosión se reduce.

6.-Productores de oxígeno.
Al tener densa vegetación son generadores de gran cantidad de oxígeno reduciendo de este modo el efecto nocivo de gases tóxicos como los provenientes de la basura. Sirven como secuestradores de carbono, por lo que son elementos importantes para el control del calentamiento global.
7. La pesca actividad importante.
Los humedales fluviales y costeros son irremplazables como áreas de reproducción, desove, cría y alimentación de peces de río y muchas especies marinas. Por lo tanto los humedales son criaderos naturales y gratuitos de pescado. Como el agua y los humedales están amenazados también lo está la actividad pesquera.
8. Biodiversidad
Es el término que se emplea para referirse a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que conforma resultados de miles de millones de años de evolución según procesos naturales. Comprende también la variedad de ecosistemas y las diferentes genéticas dentro de cada especie que permiten la combinación de múltiples formas de vida, y cuyas mutuas interacciones y con el resto del entorno, fundamentan el sustento de la vida sobre el planeta.
9. Los humedales nos proveen de madera, fibras, plantas medicinales, vida silvestre y recursos energéticos (material vegetal).
10. Son zonas de refugio y alimentación de fauna silvestre, y participan en transformaciones biogeoquímicas importantes como el ciclo del nitrógeno, fósforo, metano, azufre.
Estos están sujetos al deterioro tanto por las obras que se desarrollan en los ecosistemas acuáticos que provocan modificaciones en el ambiente, como represas y canalizaciones, como por actividades que se realizan en zonas terrestres cercanas a los humedales, ya sea por extracción de agua o por adición de nutrientes, contaminantes o sedimentos, por ejemplo la agricultura, deforestación, minería, pastoreo y desarrollo industrial y urbano.



En Nicaragua, tenemos 8 sitios declarados reconocidos por la Convención RAMSAR, principalmente por ser refugio de aves migratorias que viajan del norte hacia el sur del continente americano.
En Nicaragua son sitios Ramsar:
  • Los Cayos Mískitos y las franjas costeras inmediatas en el Atlántico Norte,
  • El lago de Apanás – Asturias, en Jinotega,
  • El delta del Estero Real y llanos de Apacunca, en Chinandega,
  • El Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos,
  • El Refugio de Vida Silvestre, Río San Juan,
  • El Sistema de Humedales de San Miguelito, en Río San Juan,
  • El sistema de humedales de la Bahía de Bluefields, en el Atlántico Sur, y
  • El sistema de la laguna de Tisma, entre Managua y Granada.
Los humedales de Nicaragua, sustentan una importante diversidad biológica, que constituyen ecosistemas frágiles para especies en peligro o amenazadas de extinción y dada su alta productividad, albergan poblaciones muy numerosas de flora y fauna, así como un gran potencial para la producción de agua potable, reproducción de crustáceos y peces de escamas, industrial, turístico y demás actividades productivas.

El ritmo acelerado de contaminación, los valores equivocados que se promueven en la sociedad, la falta de educación y sensibilización ambiental, entre otros nos alejan de los temas importantes.

En los últimos años la idea de que los humedales deben ser conservados por los beneficios que representan para la humanidad se ha extendido, debe profundizarse en el conocimiento de estos ambientes para valorarlos adecuadamente, ACUGRA INSTA A PROTEGERLOS Y CONSERVARLOS PARA FRENAR LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y ASÍ RESGUARDAR LA VIDA EN LA TIERRA, EL ÚNICO PLANETA EN QUE LA EXISTENCIA HUMANA ES POSIBLE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada